Skip to Content

El marketing de la sabiduría popular.

owl2

Las frases hechas, dichos y refranes expresan un conocimiento adquirido a través de los siglos. Nacen de patrones habituales del comportamiento humano y encapsulan tantos insights que valen su peso en oro.

Pueden ayudarnos a controlar nuestra envidia: “gusta lo ajeno, más por ajeno que por bueno”. Recordarnos que debemos ordenar prioridades: “quien mucho abarca poco aprieta”. O incluso animarnos a pedir ayuda cuando la necesitamos: “cuatro ojos ven más que dos”.

Como expertos en marketing, cuanto mejor entendamos las bases del comportamiento humano, mejor lo podremos motivar, cambiar o reafirmar. Y esta profunda sabiduría, basada en hechos y no en suposiciones, puede darnos lecciones no sólo para la vida personal sino también para la profesional.

Deja que estas sencillas verdades le den un chute de energía a tu marketing.

Tener ojos en la nuca.

La vida te sorprende desde todos los frentes. También lo hacen los problemas de marketing —¡y sus soluciones!—. Como expertos en marketing debemos estar atentos y tener la suficiente flexibilidad para aprovechar cada oportunidad y así poder posicionar mejor cualquier producto o servicio.

Si tienes la mente abierta y permaneces ojo avizor, puedes descubrir miles de nuevas oportunidades para resolver tus problemas. Incluso cuando estén en el sitio más inesperado —a tu espalda—.

La experiencia es la madre de la ciencia.

Malcolm Gladwell, autor de “Fuera de serie” mantiene que son necesarias 10.000 horas de trabajo —bien hecho— para dominar cualquier área de conocimiento. Por supuesto que siempre hay salvedades a esta regla, como por ejemplo si se es un genio o se tiene un talento excepcional.

Como buenos profesionales, debemos asegurarnos de que todo esfuerzo realizado nos enriquezca, enseñándonos algo sobre nuestro producto o servicio, mercado objetivo, estrategia o mensaje.

Pero eso no significa echar toda la carne en el asador sin pensar. La experiencia nos dice que tomarse tiempo para investigar y testear aumenta enormemente las probabilidades de éxito. Como en la vida, ninguna experiencia es tiempo perdido si aprendemos de ella y seguimos adelante.

Los individuos marcan goles, pero los equipos ganan partidos.

La vida es mejor con gente a tu lado. Hace el trabajo duro más fácil, las malas rachas superables y los buenos tiempos más divertidos. La unión hace la fuerza; y el éxito. Pero es importante asegurarse de que cuentas con la gente adecuada no sólo para realizar el trabajo, sino para hacerlo con excelencia.

Armar a tu equipo de marketing con el talento, la actitud y las experiencias adecuadas verdaderamente solidificará tus probabilidades de éxito.

Todas estas expresiones son inmunes al paso del tiempo en parte porque siguen reflejando los patrones más habituales del comportamiento humano. Además, con talento creativo, visión y algunos insights, estas píldoras de sabiduría popular guiarán a tu marketing a unos resultados más efectivos y exitosos.